La nutrición es muy importante para cada una de nuestras células y por supuesto, los dientes y encías entran en juego.

Es importante cuidar los dientes y encías desde la infancia. La nutrición para la salud dental empieza desde que somos bebes, por lo debemos incluir en la dieta proteínas, vitaminas C y D, calcio, fósforo, flúor y los nutrientes esenciales para la formación y mantenimiento de las estructuras del organismo en general además de los dientes y encías es particular.

Los alimentos que favorecen la salud dental son:

1. El agua favorece la hidratación de las encías, estimula la producción de saliva (esto neutraliza bacterias) y ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo.
2. El queso es bajo en azúcar y ácidos, y alto en calcio. Contiene caseína, una proteína de la leche rica en fósforo, que ayuda a fortificar la superficie de los dientes. Y el yogurt también contiene caseína y calcio, lo que ayuda a devolver los minerales a los dientes.
3. Frutas y verduras: la mayoría de los vegetales y frutas frescas son buenas para los dientes ya que sus fibras naturales hacen que tengas que masticar más, haciendo que produzcas saliva (la saliva contiene bicarbonato y hace que el ácido se neutralice):
– Las manzanas (con cascara) ayudan a disminuir la caries porque contienen polifenoles, un antioxidante que ejerce una función anti-bacteriana.
– Las peras tiene un gran efecto para neutralizar el ácido.
– El melón y la sandía son frutas ricas en vitamina A y C y en potasio, además de que el melón destaca por ser rico en vitamina B.
– Un kiwi contiene más vitamina C que una naranja. Es importante para mantener el colágeno en las encías y evitar la enfermedad periodontal.
– La cebolla contiene sustancias anti-bacterianas y sus efectos son mejores cuando está cruda.
– El apio contiene hebras fibrosas que ayudan a limpiar naturalmente los dientes.
– Las zanahorias y pepinos también ayudan a limpiar los dientes
4. Los mariscos y pescados como la sardina contienen flúor que ayuda a prevenir la aparición de caries y, aquellos que tienen ácidos grasos Omega 3, permiten controlar la inflamación gingival.
5. El té verde contiene catequinas que ayudan a matar las bacterias de la boca. El té verde y negro contienen polifenoles, que controlan el desarrollo de las bacterias asociadas con las caries y enfermedades en las encías. Es bueno en enjuagarse la boca con té unas 10 veces al día para lograr tener menos placa que si lo haces con agua y además los polifenoles suprimen los genes responsables del mal olor de la bacteria.
6. El perejil contiene una sustancia llamada monoterpeno que neutraliza el mal aliento.
7. Las semillas de ajonjolí o sésamo ayudan a reducir la placa y a reconstruir el esmalte. Como son una fuente de calcio, ayudan a mantener el hueso alrededor de los dientes y encías sanas y fuertes.
8. La carne, el huevo y el pescado por su alto nivel de fósforo mantiene el esmalte dental fuerte y sano.
9. Masticar chicles sin azúcar incrementa la secreción de saliva y limpia la boca.

Consumir estos alimentos te ayudará a cuidar tu boca de manera natural, pero no hay que olvidar el cepillado de los dientes varias veces al día y limpiarlos con hilo dental.

Si masticas hierbabuena o menta fresca, podrás mantener siempre un aliento fresco.